El día de la navegación:

Hornear pan es fácil